HISTORIA DE LA FINCA

La familia Serrahima realizaba su actividad textil en Barcelona, pero poco antes de la Guerra Civil Española se declaró un incendio en sus instalaciones, lo que motivó que se tuviera que alquilar una antigua fábrica de vidrio en desuso en la calle Méjico de nuestra ciudad, para poder secar las balas de algodón, mojadas por la intervención de los bomberos.

Finalizada la guerra, la familia adquirió la propiedad y desarrolló allí toda la actividad textil hasta los año sesenta. Es a partir de ese momento y previendo el futuro incierto de la industria textil, cuando trasladó el negocio a un local más pequeño, en Hospitalet de Llobregat y procedió a convertir las antiguas instalaciones en diversos locales, con el fin de alquilarlos a pequeños industriales, dada la cercanía a la Feria de Barcelona. 

A principios de los años setenta y para mejorar el rendimiento de la nave, se procedió a edificar una remonta para albergar un garaje y un edificio de oficinas.

A partir del 2008, la tercera generación de la familia inicia la puesta en marcha delEspaiSerrahima, rehabilitando los espaciospara destinarlos actividades creativas e innovadoras, relacionadas con la gastronomía, el arte, la arquitectura, el diseño y el interiorismo.

Y es ahí donde nace ESKLANDESTINO, ubicándose en una antigua galería de arte.